lunes, 16 de junio de 2014

Segunda Jornada:Ginza- Akasura

La idea inicial era madrugar para visitar el Mercado exterior de Tskiji. Lugar muy visitado por ser un referente en lo q a mercados de abastos se refiere. Se aconseja levantarse a las 4 de la mañana ya que hay que apuntarse, como turista, para poder ver la subasta diaria. considerando nuestra procedencia pensamos que no era necesario. El año pasado vimos en Fisterra esta práctica en clave gallega y nuestra curiosidad quedó más que cubierta. Así decidimos qu lo mejor era intentar llegar temprano para ver el ambiente qu parece que dura hasta las 11:00 h.
Llegar ya es una aventura y hoy lo hicimos en metro. De camino vimos los puestos que hay alrededor del mercado con mucha variedad de puestos de comida y gente comiendo. Suponíamos que desayunando aunque luego de vuelta seguían comiendo quizás almorzando...
La entrada que elegimos era una zona de carga...peligrosa por la cantidad de vehículos que andan dando vueltas. Se trata de una especie coche de choque con u tonel con volante que lea permite girar y acceder a cualquier sitio... Con el peligro asegurado para los pobres guiéis qu pululamos por la callejuelas estrechas a las que hay que añadir carros...
Pescados.. Nos encantan. Podemos ver algunos que conocemos: bonito, besugo, y muchos más así como mariscos y peces que parece que han aumentado curiosamente su tamaño respecto a lo que conocemos.
Volví os ver un templo. Estaban celebrando una ceremonia. No sabíamos bien si era un funeral porque iban de negro. Al entrar tienen una rejilla donde echas dinero das una palmada, luego juntas tus manos y haces una reverencia y otra palmada. Al salir nos dieron amablemente las gracias por visitarles. 
La vida del turistas es cansada. A veces te equívocas, como cuando llegamos a cruzar un puente q no habían terminado. Tuvimos qué dar la vuelta para llegar a Hama-rikju Gardens, cobran la entrada. Pertenecía a la familia Tokugawa. La verdad es que nos es difícil recordar estos nombres y la historia de este pueblo nos es lejana. Nos quedamos con que se trata de uno de los 9 jardines que son herencia cultural del Japón.
En este parque pudimos tomar un té en una casa de descanso Nakajima-no-ochaya. Nos recibieron con toda la ceremonia de tener que quitarnos los zapatos y explicarnos cómo se toma. Un sitio agradable, fresco y situado en el crento de los estanques del patio. 

Akasura: tradición y multitudes
Tomamos un barco que nos llevo por el río Sumida y sus puentes. En el viaje puedes ir reconociendo los rascacielos que se asoman a la orilla. Fotos, muchas fotos porque cada puente es de un color y la luz en un día muy caluroso hace que se reflejen en las aguas. Hay más barcos pululando. La tradición y la modernidad, allego que parece qu es característico de este país también se percibe. Barcos más pequeños con farolillos rojos junto con tipo bateau mouche franceses.

Comer? Bueno al menos intentarlo
Hoy hemos tomado cocina local. Sabores a los que no estamos acostumbrados. La ceremonia vuelve a aparecer con camareras vedtidas con kimonos tradicionales. Se esfuerzan y elegimos un plato con hamburguesa. Viene con sopa, aperitivos variados...y arroz en una caja muy chula. Qué difícil es comer con palillos!. Se cae, lo pinchas,mete los colocas... Y luego leo que es de mal gustos pinchar la carne con los palillos. 

Finalizamos en... El templo Sensoji

Y para muestra una foto

2 comentarios:

  1. No se ve la foto...poner más, como leo todo va de maravilla... disfrutar, disfrutar, amiguitos...

    ResponderEliminar