lunes, 2 de junio de 2014

Cambio de planes: Hakone o los transportes en Japón



No somos organizados. No. Pensábamos ir a Nikko, pero parece q lleva más tiempo del esperado. Cambio de planes. NeXT stop: Hakone.
Hoy es un día en el que los transportes han sido lo principal. Para visitar la zona de Halone había que tomar varios transportes: tren local, tren cremallera y el funicular. No cogimos porque era ya demasiado tiempo el tramo final de funicular, un barco y un autobús qu te lleva de vuelta ala estación de Odahuara.
Salida de Tokio en un tren bala. Qué gusto... Rápido, cómodo, limpio, ancho...más quisiéramos que tuviese alas y poder volver en él a Madrid.

Además hemos entrado por la puerta principal... Es la estación que nos pilla más cerca del hotel pero siempre salimos por otro lado.

En el andén viene lo de hacer cola. Es decir ue te tienes que poner en las líneas marcadas y todo en distintas colas y el tren para justo justo en dond están las filas de cientos de japoneses. Bueno luego no es tan perfecto porque no te dejan salir y si hay mucha gente que es casi siempre pues se te cuelan como en todos lados.

Cambiar de línea es un suplicio. Son amables pero claro hablan fatal inglés y no hay forma de entenderse. Pero en Odawara había oficina de turismo y nos dieron toda la información.
Ya vamos aprendiendo..sonido bonito y melodioso indica que se cierra la puerta. Miramos los luminosos y primero sale en caracteres japonesas y luego ya nos toca leer a nosotros. 
El tren cremallera ya está en plena naturaleza. Muchos turistas de la tierra incluidos niños que no sabemos porque no estarán e el cole, Cuando salimos tenemos ue dejar el billete y ya no te lo devuelven. 

Sí es verdad ¿a qué parece la bandera de España? Jejeje
En el tren cremallera vuelves a la cola y para arriba

El funicular esta limpio... Limpísimo. Cada vez que llega lo limpian por dentro y por fuera. Cabezazos de saludo y pa dentro..


Nos adentra en un espectáculo en el que no sabemos muy bien lo que es... Alguna idea?...
Por din llegamos al destino final. Las fumarolas que se produce. Dan pie a un tinglado turístico de nivel. Tiendas, restaurantes y HUEVOS NEGROS, los protas de todo...


los cuecen con el agua que emerge dándoles su color negro. Te vende cinco en una bolsita por 300 yenes. Ay que ver la d huevos que venden! Los suben en una polea y sin parar... Un trasiego continuo y continuado. Tienen unas mesitas de piedra para que te los comas. Están hirviendo y te achicharras los dos para untarlos la cáscara de color negro...



Tras Las fotos con las fumarolas 


Intentamos ver el Fuji pero estaba nublado pero si quieres saber como sería pues algo así




La vuelta fue larga muy muy larga. Todos volvíamos...


Sí ellas también... Las hemos visto viajar solitas. Algunos se desesperan porque tomamos el camino más largo.. Y dicen ufff me quiero ir a mi casa.
Pues yo no. 

5 comentarios:

  1. Hola!
    Que rebien os veo! A seguir el camino! Vais a volver con mil historias y con un cansancio :)

    ResponderEliminar
  2. Si me duelen las "plantillas" de los pies...

    ResponderEliminar
  3. Yo también estuve ahí y pude ver el monte fuji, no dejéis de verlo, se divisa a cientos dkilómetros de distancia, es impresionante, como leo y veo siguen igual de relimpios, y cuidadin con las uñassssss..

    ResponderEliminar
  4. Te sigo, no tenemos ordenador en casa, creo que ha muerto, pero lo voy a imprimir para que lo vea Laloli y Yago. Besos, me lo paso genial leyendote.

    ResponderEliminar